FIFA le dará un cierre definitivo al 2021 en el fútbol mundial con la entrega de los premios The Best, que se realizará el próximo 17 de enero. En los últimos días, se han conocido los candidatos finalistas a las categorías de mejor arquero y el Puskás a gol del año. Este jueves, el organismo del fútbol mundial ha anunciado la terna final para el galardón a mejor entrenador.

Varios directores técnicos se han destacado en el 2021 con campañas sensacionales, gran despliegue, juego y, sobre todo, títulos. Eso es lo que premia FIFA para quienes dirigen a los equipos y los han guiado al éxito en este último año. De la lista original de siete, ahora pasan a ser sólo tres los candidatos a ganar el premio al The Best.

 

Los tres entrenadores finalistas a The Best

Pep Guardiola es uno de los entrenadores finalistas al mejor del año para los The Best, según FIFA. Con Manchester City ha tenido un año regular en cuanto a títulos como la Premier League y la Copa de la Liga Inglesa. Se destaca el gran rendimiento colectivo que muestran los 'citizens' semana a semana, partido a partido.

 

Roberto Mancini es otro finalista al premio que entrega FIFA. Si bien no ha tenido un buen cierre de año, ya que no pudo lograr el pase directo a Qatar 2022 y deberá buscarlo en el repechaje, volvió a poner a Italia en lo más alto de un torneo de alto nivel. La conquista de la Eurocopa es suficiente motivo para que el técnico esté en la terna final.

Y el último candidato, gran favorito a ganar el premio, es Thomas Tuchel. No podía faltar el técnico del Chelsea, último campeón de la Champions League. La particularidad es que el alemán conquistó Europa con sólo seis meses de trabajo en los 'Blues'. Viene de ganar el premio a mejor entrenador de la UEFA en agosto pasado.

Así, han quedado afuera otros cuatro entrenadores que habían sido previamente nominados por FIFA para el premio. Antonio Conte (Inter/Tottenham), Hansi Flick (Bayern Múnich/Selección de Alemania), Lionel Scaloni (Selección Argentina) y Diego Simeone (Atlético de Madrid) ya no tienen chances de ganar el galardón, más allá de su buen año de trabajo.