Chelsea continúa trabajando con sus contratos en vencimiento y la situación de Andreas Christensen sigue estancada. El jugador entra en los meses finales de su vínculo con los Blues y el club empieza a tomar medidas al respecto. El defensor ha visto una caída drástica en sus minutos de juego.

Al igual que ocurre con Antonio Rüdiger, Andreas Christensen se encuentra en el último año de su vínculo con Chelsea. El jugador, de momento, se sigue negando a renovar su contrato con los Blues y empieza a crearse tensión en el entorno del club. Los de Stamford Bridge empiezan a ejercer presión ante el riesgo de perder al jugador a coste cero. 

Ante las negativas del defensor danés de renovar su contrato, Thomas Tuchel decidió enviarlo al banquillo de suplentes en los últimos encuentros. El zaguero central no vio minutos de juego en los partidos ante Leicester ni Manchester United por la Premier League, así como en el cruce con Juventus por la Champions League.

Fue recién este 1 de diciembre que Christensen volvió a la titularidad con la camiseta de los Blues. El danés saltó al terreno de juego en el XI titular para el partido ante Watford, que acabó con victoria para el equipo londinense en condición de visitante 1-2. Estos fueron los primeros minutos de juego desde el 11 de noviembre.

Declaraciones de Tuchel

El DT de Chelsea, Thomas Tuchel dejó entrever que los 3 partidos de banquillo eran un aviso al Andreas Christensen debido a su situación contractual. "Esperemos que influya un poco en la situación del contrato. Llevamos esperando mucho tiempo para la confirmación. Depende de Andreas" dijo en rueda de prensa.