Real Madrid volvió al ruedo con Bolavip presente en un Santiago Bernabéu donde Osasuna era el rival a vencer y donde los Merengues buscaban acercarse un paso más a uno de los récords más longevos del conjunto blanco. Los de Carlo Ancelotti, se quedó a un solo encuentro de igualar un récord que ni Zinedine Zidane o José Mourinho pudieron si quiera rozar.

Los Merengues regresaban a su feudo tras un parón de selecciones donde se cruzaron como nunca los dedos, donde Luka Modric cayó lesionado y donde se dio por finalizado un primer tramo de la temporada que poco o nada tendrá que ver con lo que viene. Ante Osasuna esta noche comenzó un mes de octubre donde los hombres de Carlo Ancelotti tendrán hasta 9 compromisos por delante.

Los navarros plantaron cara en un Santiago Bernabéu donde Karim Benzema regresó a la actividad tras la lesión sufrida ante Celtic y donde la baja del Chimmy Ávila en la visita estuvo lejos de notarse en la primera parte. Comienza el mes más importante de la temporada para los Merengues y recuperar el liderato de LaLiga esta noche se hacía crucial en los planes de Carlo Ancelotti.

A orillas de hacer historia

Se llegaba al choque de los rojillos con todos los encuentros ganados. La victoria ante Eintracht de Frankfurt, Almería, Celta, Espanyol de Barcelona, Betis, Celtic, Mallorca, RB Leipzig y Atlético dejaba a los de Carlo Ancelotti a solo 180 minutos de igualar el mejor arranque en la historia del club. Aquel famoso Real Madrid de los Ye-yé en 1966, el objetivo de un conjunto Merengue que ya piensa solo en el Shakhtar.

El 1-1 ante Osasuna deja en 9 victorias seguidas la racha de este Real Madrid 2022/2023 que no pudo igualar las 11 del equipo que lo consiguiese hace casi 60 años. Tras una noche más que floja en todas las líneas, Carlo Ancelotti se queda sin la frutilla del postre. Próximo reto para la casa blanca, Shakhtar Donetsk el miércoles.