No son horas felices para Eduardo Domínguez. Independiente, hasta el momento, no incorporó y el mercado de pases se hace cuesta arriba. Ante la posible salida de Fabricio Bustos, se le suma ya se marchó Silvio Romero y ahora deberán encontrar un reemplazante para quien era el capitán del elenco de Avellaneda.

A pesar de que en los últimos cinco partidos que disputó con la camiseta del Rojo, el ex Instituto marcó tres goles, desde que llegó al Diablo tuvo una significante cuota goleadora: 49 gritos en 131 partidos, además de 10 asistencias. Pero los dirigentes, junto al Director Deportivo, Daniel Montenegro, ya pensaron en un ex Boca para suplantarlo.

Como en Independiente ya no podían sostener el altísimo contrato del Chino, optaron por cederlo a Fortaleza de Brasil, a cambio de un cargo por la operación fijado en 150 mil dólares y con una opción de compra cercana al millón de dólares. Al librarse del salario más elevado de todo el plantel, en la dirigencia comandada por Hugo Moyano ya pensaron en el nombre de Emmanuel Gigliotti.

El ex delantero de Boca, que también jugó en Independiente (salió campeón de la Copa Sudamericana en 2017 y de la Suruga Bank en 2018), está con el pase en su poder tras no renovar en el fútbol mexicano, donde defendía la camiseta de León. Y si bien se encontraba en los planes de Ceará, si Montenegro lo llama, podría retornar al Diablo.

Desde el club de Avellaneda ya afirmaron que podrían costear el honeroso contrato del Puma, a pesar de que en tierras aztecas percibía una suma cercana a los 96 mil dólares mensuales, según la información que brindó Bolavip México. ¿Pegará la vuelta para que la hinchada de Independiente delire con sus goles?