Las pruebas de velocidad masculinas han dado las mayores sorpresas de estos Juegos Olímpicos. En esta ocasión, el hombre que dio la campanada fue el jamaiquino Hansle Parchment, quien derrotó al máximo favorito, el estadounidense Grant Holloway, en la final de los 110 metros con vallas de Tokio 2020. La medalla de bronce fue para otro velocista de Jamaica, Ronald Levy.

Jamaica vuelve a dar un golpe de escena en las pruebas de velocidad del Atletismo mundial. En esta ocasión, en los Juegos Olímpicos, vuelve a dominar los 110 metros con vallas. En Río 2016, el campeón fue Omar McLeod, quien derrotó al favorito Orlando Ortega. Esta vez, los pronósticos daban a Holloway como el candidato, pero apareció Parchment para sacarle el oro.

 

Precisamente, con las ausencias de Omar McLeod y Orlando Ortega, parecía que el camino estaba libre para que el estadounidense Holloway se lleve el oro, luego de que dominó esta prueba durante todo el año e incluso quedó a una centésima de segundo del récord mundial de Aries Merritt (12.80 segundos) con 12.81 segundos.

Y en la final, Holloway salió disparado al primer lugar por encima de sus competidores, pero poco a poco fue perdiendo terreno y allí apareció la figura de Parchment, quien incluso superó a su propio compatriota Levy para pasar a pelearle mano a mano al estadounidense el primer lugar. Finalmente, el envión del jamaiquino llevó a que cruce primero la meta, por escasas centésimas de sus competidores, y consiga una nueva e histórica medalla para su país.

Hansle Parchment clavó un tiempo de 13.04 segundos, ganándole a Holloway, quien llegó en 13.09 segundos. Levy no quedó lejos, ya que terminó tercero con 13.10 segundos. En tanto, en cuarto lugar y con el sabor amargo de quedarse sin medalla, terminó el estadounidense Devon Allen y quinto, el francés Pascal Martinot-Lagarde, excampeón mundial de los 60 metros con vallas