El Gran Premio de Italia nos dejó una nueva victoria de Max Verstappen, quien nos está demostrando que está un escalón por encima del resto de los competidores. En 16 carreras en lo que va de temporada 2022 de Formula 1, el neerlandés ganó 11 y acaricia el bicampeonato mundial. De esta manera, Sergio Pérez, su compañero de Red Bull Racing, prácticamente se quedó sin opciones de hacerse con el título.

El experimentado corredor mexicano inició el año de gran manera, pero en las últimas fechas cosechó resultados más flojos y quedó demasiado lejos de SuperMax. Aún así, pelea mano a mano con Charles Leclerc por el segundo lugar en la clasificación, algo que Helmut Marko y todos los directivos de la escudería austríaca consideran fundamental ya que sería un logro para ellos.

 

"Vamos a intentar ganar dos o tres carreras más para asegurarnos de que estamos a salvo. El objetivo para nosotros ahora también está claro, porque queremos terminar primero y segundo en el campeonato por primera vez en nuestra historia", señaló el asesor hace ya un mes, dejando en evidencia cuál es la nueva tarea de Checo

Sergio Pérez ha sido tundido y discriminado por Helmut Marko en distintas ocasiones, pero esta vez ocurrió lo contrario. El azteca, quizás sin darse cuenta por la desmotivación de bajarse de la contienda por el título, aseguró que este nuevo objetivo trazado por Red Bull Racing no le interesa.

 

 

"En esta recta final de temporada mi objetivo es ganar carreras y cerrar fuerte; para que en 2023 pueda volver a aspirar a ganar. El campeonato es prácticamente para que lo gane Max, entonces quedar segundo o tercero me da lo mismo",apuntó con contundencia Checo durante un Live con Fox Sports. ¿Habrá respuesta de Marko?