La lesión de Ansu Fati golpeó fuerte en FC Barcelona, ya que significa un nuevo y largo tiempo de ausencia sin el jugador. La dolencia que sufrió en el tendón proximal del bíceps femoral del muslo izquierdo podía llevarlo al quirófano, pero al final, el jugador optó por otro tratamiento, según confirmó el club catalán este martes.

"El jugador del primer equipo Ansu Fati seguirá tratamiento conservador para recuperarse de la lesión en el tendón proximal del bíceps femoral del muslo izquierdo. La evolución marcará su disponibilidad", informó el Barça a través de sus redes sociales. De esta manera, el joven futbolista rechaza el quirófano, la idea que había aconsejado el propio club.

Según informa el diario Sport, con esta decisión, Ansu Fati hará un trabajo especial con su equipo médico de confianza para tratar de recuperarse lo mejor posible de esta nueva lesión. El tiempo de recuperación aproximado que le demandará sería de entre seis a ocho semanas, por lo que podría volver a jugar en esta temporada.

Ansu Fati contradice la idea de Barcelona

El citado medio también aclara que Barcelona había recomendado al futbolista ir a Finlandia para ser operado por el mejor especialista, recurso que había utilizado la última vez con Ousmane Dembélé. Al parecer, este último paso por el quirófano del francés dio buenos resultados, visto y considerando que ha estado en los terrenos de juego sin problemas.

Pero, volver a operarse, significaba para Ansu Fati no poder jugar por entre cuatro y seis meses, lo que significaba decirle adiós a la temporada. Finalmente, su voluntad primó por sobre la de Barcelona y tendrá este tratamiento "conservador".