Leeds y Arsenal debían protagonizar uno de los duelos más esperados de la jornada 11 de la Premier League con el primer lugar de la tabla de posiciones en juego. Sin embargo, lo que debía ser un partido atractivo en Elland Road se transformó en todo un problema. El partido está suspendido momentáneamente.

El partido había comenzado, pero un problema de energía eléctrica en el estadio provocó que se detenga. Apenas habían pasado cinco minutos de juego cuando el árbitro Chris Kavanagh se vio obligado a tener que parar el juego. La impaciencia en Elland Road no ayudó.

Es que si bien la luz no era un problema en el estadio debido a que hay clara visibilidad sin los reflectores del estadio, los problemas en los sistemas de comunicación de los árbitros provocó que Kavanagh llame a los entrenadores Jesse Marsch y Mikel Arteta, así como los capitanes para explicar la situación.

Tras ver que el fallo en los intercomunicadores arbitrales no tendría solución rápida, Chris Kavanagh decidió mandar los equipos a los vestuarios y el partido está suspendido momentáneamente hasta nuevas noticias al respecto,

Arsenal es líder de la Premier League con 24 puntos, uno por encima de Manchester City que debe jugar este domingo ante Liverpool. Por su parte, Leeds marcha en el decimosexto lugar de la tabla de posiciones con sólo nueve unidades, pero un partido menos.