Gianni Infantino sigue siendo noticia en un viejo continente donde la llegada del fuera de juego automático y las nuevas medidas para el mercado de fichajes no son lo que más preocupa por estas horas en Europa. Aleksander Ceferin y la UEFA, con las alarmas prendidas tras la oficialización de la primera Superliga.

El Mundial se encuentra a la vuelta de la esquina, pero FIFA no detiene por esto la revolución de cara al calendario que el propio Infantino ha reconocido desear llevar a cabo: “Queremos adoptar un enfoque holístico con un planteamiento global para este proyecto…La FIFA tiene la ambición de desarrollar el fútbol en todo el mundo, pero esto solo se puede realizar si tenemos más eventos exitosos que se celebren con mayor regularidad".

 

Pues el primero de estos cambios ya está aquí y su nombre ni mucho menos gustará por la UEFA. Las disputas entre FIFA y el máximo ente del fútbol europeo por un calendario con cada vez menos lugar para el descanso y donde todos buscan sacar tajada tiene las relaciones entre Ceferin y FIFA en veremos, así como un contexto donde los diversos proyectos de Superliga también buscarán hacerse un hueco.

Nace la Superliga Africana

Correcto, el presidente de la Confederación Africana Patrice Motsepe confirmaba horas atrás que la Champions de la CAF pasará a mejor vida en el 2023 y que con el aval de FIFA se dará lugar a la creación de un torneo donde se repartirán hasta 100 millones de dólares más en objetivos y premios.

Gianni Infantino continúa detrás de la revolución de un calendario que en Europa no ha caído bien producto de la lucha que une a Real Madrid, Barcelona y Juventus contra la UEFA por el asunto Superliga. África, el primer paso del presidente de la FIFA en su apuesta por seguir modificando el fixture de un deporte al que no le caben más torneos y encuentros. Ceferin espera por reacciones de los clubes ‘rebeldes’ en el viejo continente.