Con Nicolás Figal cerrado y Darío Benedetto muy cerca de llegar a un acuerdo, Bocapoco a poco va transformando su mercado en positivo. Ahora, por pedido explícito de Sebastián Battaglia, el Consejo de Fútbol que lidera Juan Román Riquelme volverá a la carga por un futbolista por el que ya recibieron varias respuestas negativas.

Con los hinchas de Boca aguardando ansiosos al Pipa y repletos de ilusión con la próxima Copa Libertadores, la dirigencia no se relaja y buscará un volante que sería muy importante en el armado de Battaglia. Además, podría tener un gran valor de reventa.

No es Romero ni Farías: Boca no se cansa de insistir por un anhelo de Battaglia

Más allá de que Boca está ultimando detalles para que Benedetto llegue al país y juegue nuevamente con la camiseta azul y oro, como así también por el de Ángel Romero, Battaglia tiene un viejo anhelo que se encuentra en el exterior

Guillermo Fernández, el mediocampista ofensivo de Cruz Azul, es el futbolista por quien el DT del Xeneize está luchando a diario. Si bien la negociación es complicada, ya que le quedan seis meses de contrato y no desea irrumpirlo, desde la dirigencia de Boca tendrán que negociar exclusivamente con sus pares de la Máquina Cementera.

Tras recomponer la relación con Juan Román Riquelme, Pol quiere volver a jugar con el club que fue campeón en tres ocasiones. Sin embargo, los mexicanos están dispuestos a liberarlo, siempre y cuando haya una suma de 3,5 millones de dólares en la negociación. ¿Volverá?