Mientras algunos equipos del fútbol argentino tienen varios problemas para poder incorporar jugadores debidos a los problemas económicos que afrontan, en Lanús se preparan para meter uno de los batacazos del mercado de pases con la vuelta de un ídolo y con el regreso de un ex jugador que busca llegar a Qatar 2022.

En primer lugar, el que estaría a nada de regresar al Granate trás casi diez años en el extranjero es el ex capitán del equipo Diego Valeri. El volante quedó libre de Portland Timbers luego de ser la figura del equipo durante muchos años y prácticamente tiene todo acordado para volver a vestir la camiseta de Lanús.

El jugador que fue campeón del histórico Torneo Apertura que el conjunto del sur levantó en 2007 se realizará la revisión médica y si todo marcha bien volverá a Lanús para jugar su tercera temporada con el equipo. Con 35 años de edad, el oriundo Valentín Alsina sueña con retirarse ganando un título internacional.

Por otro lado, y en paralelo al regreso de Diego Valeri, Lanús busca dar el batacazo y espera ansioso lo que pueda lograr otro hijo de la casa: Agustín Marchesin. El arquero no está contando con minutos en el Porto y le pidió a los lusos que le permitan un préstamo que le permita ganar rodaje de cara a Qatar 2022.

Con acción solo en la Copa de Portugal, Marchesín siente que perdió mucho terreno en la consideración de Scaloni y que hoy en día los suplentes de Martínez son Armani y Musso. Por eso, seguramente cambie de rumbo por unos meses para luego terminar de definir su situación contractual.

Si bien el interés de Marchesín es volver a Lanús, también lo buscan desde el América de México (donde se vio su mejor versión) y del Flamengo de Brasil para encarara lo que será la Libertadores 2022.