El 2022 inició con buenas noticias para el mundo Independiente. Después de lo que fue un año caótico, donde los resultados deportivos no ayudaron y los problemas financieros se agravaron, los dirigentes del Rojo encontraron al reemplazante de Julio César Falcioni.

Al Emperador no le renovaron el contrato, y rápidamente encontró un nuevo destino donde podrá continuar desarrollando su performance. Ahora, Falcioni se encargará de dirigir a Colón de Santa Fe tras la salida de Eduardo Domínguez.

Y llegó el turno de que se haga un enroque. Después de salir del Sabalero, el propio Domínguez llegó a un acuerdo con los dirigentes de Independiente para hacerse cargo del plantel, donde se pondrá el buzo de entrenador a partir de esta semana.

El contrato que está próximo a firmar será de por una temporada y, como objetivo principal, le pedirá a los directivos que puedan sumar a Sebastián Sosa, el arquero que terminó su vínculo en diciembre y por quien no ejecutaron la opción de compra por un millón de dólares.

Domínguez, de 43 años, llega al Rojo con buenos pergaminos. Además de conocer a la institución, en donde fue defensor entre 2005 y 2006 (jugó 23 partidos y marcó 2 goles), logró que sus jugadores en Colón, como también así en Huracán, tuvieran un buen rendimiento y se identificaran con el juego. Ahora, será turno de que pueda hacerlo en el Rey de Copas.