Es oficial. Algo que el propio jugador admitió jamás hubiese imaginado posible, pasó. Manu Ginóbili fue ingresado al Salón de la Fama del baloncesto este sábado y toda la National Basketball Association (NBA) estuvo atenta al acontecimiento.

El escolta logró ganar con San Antonio Spurs cuatro anillos de campeón en la liga, junto a Tim Duncan y Tony Parker, como uno de los tríos más exitosos de la historia. Además, el argentino fue el Sexto hombre del Año en una ocasión y dos veces lo eligieron como miembro de los All-Star.

La noche del sábado estuvo llena de emociones para el argentino. Además del momento en el que fue inmortalizado, la parte en la que se quebró definitivamente fue cuando le tocó hablar de su padre. Pero no alcanzó a agradecerle a todos en la ceremonia, así que mucho lo hizo en su cuenta de Instagram.

Y fue por ese medio que le dedicó unas palabras a nada más y nada menos que Michael Jordan. Siendo un jugador de su misma posición y exactamente la misma estatura (1.98 cm) es aún más entendible que lo tengo de ídolo, como casi todos los de su generación.

El mensaje de Manu Ginóbili a Michael Jordan

"Michael Jordan: solo jugué 5" contra él (¡gracias de nuevo, Pop!), pero no importó. Fue una gran inspiración. Recuerdo que veía la colección de VHS y corría a la cancha para intentar hacer algunas de esas cosas. Solía hablar con su póster de tamaño real en mi habitación después de los partidos", confesó Genióbili.