Uno de los jugadores cuyo nombre es de los que más ha sonado en esta temporada baja de la National Basketball Association (NBA), ha sido el base australiano Ben Simmons, quien luego de su pésimo rendimiento en los últimos Playoffs, su actual equipo Philadelphia 76ers busca traspasarlo.

Sin embargo, desde la prensa se mencionan peticiones irrisorias que la franquicia de Pensilvania había realizado a los equipos interesados en el jugador para intercambiarlo, pasando por múltiples jugadores y selecciones del Draft; siendo uno de ellos, Golden State Warriors.

En el caso del equipo de Stephen Curry, los 76ers pidieron a cambio de Simmons a jugadores como el canadiense Andrew Wiggins, el jugador de segundo año James Wiseman, y los dos novatos elegidos este año, como Jonathan Kuminga y Moses Moody, lo que por supuesto fue rechazado desde San Francisco.

El futuro de Ben Simmons: entre 76ers y Warriors
 

Tal situación provocó que el oceánico tomara una drástica decisión, y es que según el periodista Jason Dumas, del Bleacher Report, el deportista decidió cortar todo tipo de comunicación con Philadelphia, quedando todo en manos de su representante, Rich Paul.

En ese sentido, la información agrega que la intención de Ben Simmons es convertirse en nuevo compañero de Curry en los Warriors, pero advierte que "no tiene mucha influencia en la situación", por lo que las negociaciones continuarán en esta temporada baja.

La situación se torna más compleja, tomando en cuenta que el australiano tiene contrato por cuatro temporadas más con Philadelphia, más un salario de $147 millones de dólares, lo que complica aún más cualquier pretensión de salida.