Pasan las horas desde que se reveló la actitud del entrenador inglés Paul Riley, de comportamiento abusivo e inapropiado contrra jugadoras durante más de una década en la Liga Femenina de Estados Unidos (NWSL), y continúan apareciendo más reacciones.

La más fuerte de todas, fue protagonizada por la mismísima FIFA, quien a través de un comunicado en redes sociales ha anunciado la realización de una investigación a la competición, "debido a la gravedad y gravedad de las acusaciones", y anticipó que se comunicará con todos los involucrados.

"La posición de la FIFA es clara: cualquier persona declarada culpable de conducta indebida y abuso en el fútbol será procesada, sancionada y expulsada del juego", afirmó el organismo sobre Riley y las denuncias de las futbolistas Sinead Farrelly y Meleana Shim, añadiendo que "la FIFA se toma muy en serio cualquier denuncia de mala conducta que se le comunique".

Las reacciones por escándalo en NWSL
 

Por su parte, múltiples medios como The Athletic y Associated Press, dieron a conocer que la Comisionada de NWSL, Lisa Baird, y la abogada general Lisa Levine, han sido destituidas de sus cargos por la junta directiva, luego de ser apuntadas por Alex Morgan y Megan Rapinoe, de ocultar estas denuncias en el pasado. 

Por si fuera poco, la Federación de Fútbol de Estados Unidos (US Soccer) entregó un comunicado informando de la apertura inmediata de una investigación por estos hechos, señalando que "nos tomamos en serio nuestra responsabilidad de investigar enérgicamente el comportamiento aborrecible que se ha informado, obtener una comprensión completa y franca de los factores que permitieron que sucediera y los cambios que se deben hacer para asegurarnos de que no vuelva a suceder".

Lo más leído: