Antonio Brown ha estado en el ojo del huracán durante los últimos días tras lo protagonizado por el jugador cuando Tampa Bay Buccaneers se enfrentó a New York Jets en la National Football League (NFL), dejando a más de uno sorprendido.

En la rueda de prensa postpartido, Bruce Arians, entrenador en jefe, afirmó que el wide receiver no era más jugador de la plantilla. Sin embargo, no había ninguna una decisión oficial... hasta ahora, pues los actuales campeones del Super Bowl se pronunciaron al respecto.

"Tampa Bay Buccaneers ha terminado el contrato con Antonio Brown, con efecto inmediato. Mientras Antonio recibió tratamiento en su tobillo y fue incluido en la lista de lesión la semana previa al juego del pasado domingo, fue habilitado para jugar por parte de nuestro equipo médico antes del incio del juego y en ningún momento durante el juego le indicó a nuestro personal médico que no podía jugar..", afirma parte del comunicado de los 'Buccs'.

Adiós a la dupla Tom Brady - Antonio Brown

El comunicado de Tampa no termina allí: "... Hemos intentado, en múltiples ocasiones a lo largo esta semana, programar una evaluación por un especialista ortopédico externo, pero Antonio no ha cumplido. Mantener la salud y el bienestar de nuestros jugadores es de suma importancia para nuestra organización".

De esta manera, oficialmente se separa la dupla mariscal de campo - wide receiver de Tampa Bay Buccaneers, por lo que Bruce Arians deberá encontrar una pronta solución de cara a los NFL Playoffs y la defensa de su título, rumbo a Los Angeles.